Medio ambiente

La tecnología de WaveRoller está bien posicionada para reemplazar las fuentes de energía no amigables con el medio ambiente, con energía limpia y renovable generada a partir de las olas del mar. Siendo aprovechada por WaveRoller, esta fuente azul de energía no sólo es más benigna para el medio ambiente que las tecnologías de combustibles fósiles, sino que también plantea menos riesgos que la energía nuclear y está a la par con, o incluso por sobre otras fuentes de energía renovables. Sin embargo, puesto que todavía hay muy pocos datos operacionales sobre su desempeño como para evaluar plenamente el impacto ambiental de WaveRoller, seguimos supervisando, evaluando y revisando los datos de las interacciones entre los dispositivos y sus alrededores.

La tecnología WaveRoller deja una sutil huella en el medio ambiente, por lo que es competitiva con la energía eólica. La energía eólica requiere el movimiento de aire, que tiene una densidad mucho más baja que el agua, lo que significa que las turbinas de viento necesitan más espacio y vientos inalterados para trabajar eficazmente. WaveRoller, sin embargo utiliza olas, las cuales tienen mucha más energía que el viento en un sitio del mismo tamaño. La tecnología WaveRoller  por lo tanto proporciona hasta siete veces más de capacidad nominal en la generación de energía que una turbina eólica en un área de similar tamaño. Por lo tanto, el impacto en el medio ambiente circundante y las perturbaciones ocasionadas pueden reducirse al mínimo cuando se utiliza WaveRoller.

Aparte de su mínima necesidad de espacio, los dispositivos WaveRoller operan bajo el agua, lo que significa que tienen un impacto visual muy bajo. Por lo general son instalados a profundidades de aproximadamente 8.20 metros y la altura del panel está diseñado para reducir al mínimo o eliminar por completo su saliente por encima de la superficie del agua, lo que garantiza la conservación de la belleza natural del mar y la costa. Otra característica del panel de WaveRoller es que sigue el movimiento del agua, que es suave y relativamente lento (especialmente, cuando se compara con el viento). Esto es importante con respecto a la interacción con la fauna marina. Las posibles colisiones de animales marinos con el panel tienen baja probabilidad de resultar en lesiones, ya que el panel se mueve lentamente y en conjunto con el agua.

El panel se conecta a la base, que a su vez, está anclada al fondo marino. La estructura está diseñada para permanecer herméticamente cerrada durante decenas de años y además está equipada con una serie de sensores y detectores que proporcionan una alerta en el caso improbable de que algún sello fallara. Esta cámara aísla aún más el sistema hidráulico y protege el medio ambiente marino de los ruidos emitidos por el generador.

En nuestra granja de olas de demostración en Peniche, pusimos en marcha una cooperación con el Centro de Energías Marinas para realizar estudios acústicos, de hábitat marino y evaluación. Incluso antes de que comenzara la investigación pudimos demostrar el bajo impacto ambiental de WaveRoller. Sobre esta base se le concedió permiso para la instalación en Peniche, que se encuentra en una zona Natura 2000, un sitio de conservación de la UE.