Pruebas

Las pruebas no sólo son una parte esencial del desarrollo de la tecnología WaveRoller, sino que también están profundamente arraigadas en los procesos de fabricación y de funcionamiento. Durante muchos años de desarrollo tecnológico, hemos solidificado procedimientos operativos estándares que permitirían el incremento en mejoras para cada ciclo del desarrollo.

En nuestras actividades de investigación y desarrollo, ejecutamos ciclos de desarrollo tecnológico en los cuales cada repetición combina aportaciones de modelos numéricos, ensayos a escala de tanques y las pruebas de mar abierto.

Además del desarrollo de conocimientos dentro de la compañía, en las simulaciones numéricas y la dinámica de fluidos computacional colaboramos con universidades, instituciones de investigación y empresas de ingeniería especializadas para garantizar que nuestras estimaciones y simulaciones son confiables. Ponemos gran énfasis en la identificación de los eslabones más débiles del diseño en una etapa temprana, cuando los errores son más fáciles de identificar y eliminar.

Para validar aún más los resultados de las simulaciones por computador, llevamos a cabo pruebas en estanques de olas. Modelos a escala nos permiten analizar si los cálculos son correctos y confiables. Es mucho más rentable poner a prueba un pequeño  modelo a  escala en un tanque de olas, en comparación con la construcción de un modelo de mayor  tamaño y la búsqueda de errores de diseño en esa etapa avanzada.

Una vez que los cálculos teóricos y las pruebas de estanque de olas prueban que el diseño  es fiable, es posible la construcción de unidades WaveRoller a mayor escala para funcionar en las condiciones del mar reales. Además de generar electricidad, las unidades siguen  prestando un  incalculable flujo de datos sobre  el rendimiento  in situ de los dispositivos. Esta información se utiliza para mejorar aún más el rendimiento y la fiabilidad de las subsiguientes generaciones de WaveRoller.

Una de las ventajas de la tecnología WaveRoller es que puede validar la funcionalidad y el rendimiento de nuestros equipos de manera fiable y rentable antes de que sean desplegados en el océano. Mientras  el banco de pruebas puede funcionar en tierra firme, también puede ser utilizado para simular las condiciones reales del mar.



Los datos que representan estados del mar se introducen en un banco de pruebas, que transfiere la energía al dispositivo de prueba de la misma manera que si el dispositivo absorbiera la energía de las olas. La energía absorbida es, a su vez, convertida en electricidad por el generador que opera dentro de la WaveRoller  de prueba. De este modo, se puede medir el rendimiento del dispositivo, así como asegurarse de que funciona correctamente antes de ser instalado en el mar.